Un inquilino vuelve loco al propietario pagándole 1 centavo menos de alquiler por semana

un propietario australiano acudió a un grupo de Facebook para explicar el insólito caso que lo está volviendo loco: un inquilino que deliberadamente paga un centavo menos cada semana.

El alquiler se fijó en 1.200 dólares australianos semanales, pero la persona que vive en la casa sólo paga 1.199,99 dólares. Evidentemente esos 52 centavos anuales no representan una pérdida económica considerable. Pero la situación es más compleja que eso: el propietario afirma estar perdiendo la cabeza por la situación y pide consejo para mantener la cordura.

«Se trata de una vivienda de tres dormitorios en la que vivía mi familia, pero que hemos alquilado durante los últimos cuatro años», escribió el propietario en Facebook. «Le alquilo directamente a él y no ha habido problemas importantes en el pasado. Llevamos tres meses de alquiler. Ha empezado a pagar deliberadamente un centavo menos cada semana. Sé que es deliberado porque solía pagar el importe total. Lo dejé pasar las primeras veces, pero mi mujer me sugirió que le enviara un correo electrónico preguntándole si podía corregirlo».

En su respuesta, el inquilino explicó que se limita a respetar las normas que habían encontrado en la página web de la Comisión Australiana de la Competencia y el Consumidor (ACCC) sobre el redondeo de las transacciones. Afirman que las sumas entre 1 y 9 céntimos pueden redondearse al alza o a la baja, y que no están haciendo nada malo por pagar 1 centavo menos de alquiler.

«Esto indica claramente que la cantidad se redondea a los 1200 dólares debidos y como tal considero que el alquiler se paga a tiempo y en su totalidad. Le ruego que no vuelva a ponerse en contacto conmigo por este motivo», escribió el inquilino en su respuesta al correo electrónico del propietario, procediendo a pedirle algunas reparaciones muy necesarias en el hogar.

El propietario afirmó que no piensa renovar el contrato, pero a falta de 9 meses para que finalice, está buscando la manera de hacer que el inquilino pague el alquiler íntegro o de cortar por lo sano con él.

Como no podía ser de otra manera el caso se viralizó y la mayoría de los comentaristas afirman que el propietario está exagerando la situación. El propietario tiene razón en este caso, ya que, según la legislación australiana, sólo las transacciones en efectivo están sujetas al redondeo, mientras que el inquilino siempre transfiere los pagos electrónicamente.

Salir de la versión móvil