EspañaNOTICIAS

Salud logra reducir el consumo de antibióticos hasta en un 40%

El programa PROA, puesto en marcha en los hospitales de las nueve áreas de salud, logra su objetivo de evitar el uso de estos fármacos cuando no están indicados para reducir así las resistencias bacterianas

El mal uso de los antibióticos se ha convertido en los últimos años en un problema al que los sistemas sanitarios intentan hacer frente. Tomar un antibiótico cuando no está indicado o no acabar el tratamiento prescrito por el médico porque ya nos sentimos mejor son algunos de los errores contra los que trata de luchar el PROA (Programa de Optimización de Uso de Antibióticos) puesto en marcha por el Servicio Murciano de Salud (SMS) y que en los últimos años ha logrado reducir hasta en un 40% el uso de estos medicamentos en la Región de Murcia.

La iniciativa se puso en marcha en forma de proyecto piloto en el año 2018 y en la actualidad ya está extendida e implantada en todos los hospitales de la Región.

El programa para el buen uso de los antibióticos ha ido extendiéndose servicio por servicio, pero la pandemia del coronavirus supuso un parón del que los centros sanitarios están intentando recomponerse, arrancando de nuevo con la implementación en todas las áreas hospitalarias.

Un ejemplo de ello es el Área VII de Salud, donde esta misma semana el equipo PROA del Hospital Reina Sofía de Murcia ha entrado a trabajar con el servicio de Anestesia y Reanimación del centro para colaborar en la optimización de los tratamientos.

Santa Lucía entra en un proyecto europeo de cáncer colorrectal

Con inteligencia artificial también está trabajando el Hospital Universitario Santa Lucía de Cartagena, aunque en este caso aplicado al cáncer. El centro continúa avanzando en el campo de la investigación sobre el tratamiento del cáncer colorrectal a nivel internacional y participa, como único hospital español, en el proyecto internacional REVERT financiado por la Comisión Europea. El objetivo de este proyecto es desarrollar, empleando herramientas de inteligencia artificial, un algoritmo capaz de predecir la mejor respuesta del cáncer colorrectal metastásico a terapias de combinación en función de las características propias de un paciente determinado. En este proyecto innovador en el que participan grupos de Italia, Rumanía, Alemania, Suecia, Luxemburgo y España, se integra la medicina personalizada y de precisión.

El doctor Enrique Bernal, jefe de sección de Infecciosas del centro hospitalario, explica que la zona de REA (Reanimación) «es muy particular porque en ella se llevan a cabo los despertares de los pacientes tras una intervención y desde Infecciosas queremos colaborar con ellos».

Desde la Consejería de Salud señalan que los PROA son programas de calidad asistencial cuyos objetivos son mejorar la prescripción de antibióticos, garantizar unos resultados clínicos óptimos, minimizando también los efectos adversos derivados de su uso, controlando la aparición de bacterias resistentes y asegurando el uso de tratamientos coste-eficaces en todos los ámbitos asistenciales.

Virus o bacterias

Pero hay que tener en cuenta que uno de los principales errores es el uso de antibióticos para infecciones víricas, cuando éstos sólo están indicados para los casos en los que el origen del problema es bacteriano.

Los especialistas recuerdan que las enfermedades infecciosas son un importante problema de salud en todo el mundo, ya que están en continua evolución y son cada día más variadas y complejas. A esto recientemente se ha añadido el problema de la multirresistencia en las bacterias por el mal uso de estos medicamentos y se prevé que estas infecciones se conviertan en la primera causa de muerte en los países desarrollados en la próxima década.

Se estima que un gran porcentaje de las prescripciones de antimicrobianos son innecesarias o inadecuadas. Esto tiene importantes consecuencias, tanto ocasionando perjuicios directos a los pacientes como también contribuyendo a la progresiva reducción del número de antibióticos eficaces.

El consumo de antibióticos en la Región en el año 2021 supuso un gasto de 6,1 millones de euros

La coordinadora regional del programa PROA, Mar Alcalde, señala que el SMS cuenta con un programa específico para la prevención de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS), que junto con el de optimización del uso de antibióticos, se denomina Programa IRAS-PROA, dependiente de la subdirección general de Calidad Asistencial, Seguridad y Evaluación.

Este proyecto funciona en dos niveles: uno central como una comisión regional, y otro local, en cada una de las nueve áreas de salud.

Ampliarán el proyecto a residencias

El programa PROA para la optimización del uso de antibióticos arrancó en los hospitales de la Región en 2018, extendiéndose a todos ellos unos años después. Pero no fue hasta el pasado año 2022 cuando el proyecto llegó a los equipos de Atención Primaria. El próximo paso, según indica la Consejería de Salud, es que también se incorpore el PROA a los centros sociosanitarios, como son residencias de mayores y de personas con discapacidad para llevar un mayor control de los tratamientos. Los equipos PROA están constituidos por farmacéuticos, microbiólogos y clínicos expertos en enfermedades infecciosas y sus acciones se enfocan en dar soporte a los médicos prescriptores en el proceso de toma de decisiones, necesario en el tratamiento de las infecciones. Salud destaca que «sus intervenciones han demostrado disminuir la mortalidad de los pacientes, los tiempos de ingreso y los reingresos, por lo que son un ejemplo de transversalidad».

«En el tiempo que venimos trabajando hemos notado una importante mejoría en el uso que se hace de los antibióticos en la Región de Murcia», afirma Alcalde, quien aporta las cifras de la última evaluación del programa.

Así, de 2018 a diciembre de 2021 (última fecha hasta la que hay información procesada) el consumo de antibióticos mediante receta se ha reducido en un 39,5% en cuanto a dosis por habitante y día. Mientras que en el ámbito hospitalario la reducción en el mismo periodo ha sido del 22,2%.

Estos datos son esperanzadores y muestran que se va por el buen camino si se tiene en cuenta que España es uno de los mayores consumidores de antibióticos a nivel mundial, un consumo que en la Región de Murcia supuso en el año 2021 un gasto de 6,1 millones de euros.

Inteligencia artificial ‘made in Murcia’

Uno de los objetivos del programa PROA es que en cada caso se usen los antibióticos adecuados, reduciendo el consumo de aquellos de amplio espectro para evitar que haya un aumento de los gérmenes multirresistentes.

Para ello, los hospitales se sirven de una herramienta de inteligencia artificial desarrollada en la Universidad de Murcia (UMU) llamada WASPSS y que ayuda a los responsables del programa con el acceso a todos los datos de pacientes y prescripciones y tratamientos activos, explica la coordinadora regional del PROA, Mar Alcalde.

El sistema informático fue probado como proyecto piloto por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) en colaboración con la UMU y WASPPSS (Wise Antimicrobial Stewardship Program Support System) se implantó en siete hospitales de seis comunidades autónomas antes de llegar a la Región y tras testarse en el centro de Getafe.

Estos siete centros fueron el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Aragón); el Hospital Son Espases (Baleares); el Hospital Universitario de Burgos (Castilla y León); Hospital del Mar (Cataluña); el Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid); el Hospital Universitario de Álava y el Hospital de Bidasoa (País Vasco).

El proyecto se desarrolló en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) con el objetivo final de facilitar el manejo de los tratamientos antibióticos en el contexto de los programas PROA.

En el caso del Hospital Reina Sofía, el doctor Enrique Bernal indica que el sistema fue diseñado por el profesor de Informática de la UMU Manuel Campos, una aplicación que «ha permitido recopilar información sobre los tratamientos antibióticos de los pacientes ingresados en el hospital, haciendo que nos salten alertas cuando se hace uso de un antibiótico de amplio espectro, restringiendo así su uso, así como si detecta que se está usando el fármaco durante más de diez días. En estos casos el sistema nos avisa y el equipo PROA examina el caso de ese paciente para ver qué ha ocurrido y mejorar su tratamiento».

En definitiva, «WASPSS actúa como un sistema de vigilancia para controlar los tratamientos antibióticos», afirma.

 

--:--
--:--
  • RADIO EN VIVO