EspañaNOTICIAS

María Pérez y Álvaro Martín sellan su histórico doble oro mundial

Los dos españoles logran también la victoria en 35 km siendo los pioneros atletas de nuestro país que se cuelga dos metales en un mismo campeonato.

Plaza de los Héroes. 24 de agosto. 07:00am. Día D, Hora H. La fecha señalada por España para el gran momento, los 35 km marcha. En la salida María Pérez, oro en 20 km, y Álvaro Martín, mismo color de medalla en la prueba homónima. Junto a ellos cuatro gladiadores dispuestos a añadir su nombre al medallero: Miguel Ángel López (campeón del mundo de 20 km en 2015 y de Europa de 35 en 2022), Marc Tur (4º en 50 km), Raquel González (plata continental en Múnich) y Cristina Montesinos. Un sexteto digno de Marvel en una prueba que lleva el cuerpo hasta la extenuación… y bajo unas condiciones climáticas muy exigentes (24º y 74% de humedad) pese a que el día aún estaba despertando.

Pistoletazo de salida y las buenas noticias surgían de inmediato. En categoría femenina, María tomaba el mando del grupo de ocho elegidas dejando claro que la lesión en los isquios de la pierna izquierda que fue microrrotura de sensación y contractura de ecografía no era un problema. Pérez está acostumbrada a sufrir, a exigirse hasta unos límites que rozan lo inhumano. Su marchar ha pasado de marcial a desenfadado. No le quedó otra, en 2022 los jueces decidieron con dos mazazos que era obligatorio cambiar. Y la granadina de Orce (27 años) trabajó, trabajó y trabajó junto a su entrenador Daniel Jacinto Garzón.

En la carrera contigua masculina la camiseta española en el grupo delantero se multiplicaba por dos: Álvaro Martín y Miguel Ángel López imponían su figura entre los 14 marchadores que al paso del km 5 ya sabían que las tres medallas se las repartirían entre ese selecto grupo. No hay mejor reivindicación para la especialidad que demostrar que la marcha es marca España. Implicación y resultados. La carrera avanzaba y la ilusión crecía para los tres atletas patrios. Por su parte Raquel González, Cristina Montesinos y Marc Tur viajaban en segundos grupos, sus opciones de pelear por algo grandes se esfumaban.

En el paso por el 10 sólo cinco mujeres pensaban ya en el oro… y por supuesto María Pérez era una de ellas junto a la china Qieyang, la polaca Zozieblo, la griega Ntrismpioti y la peruana García León. En el mismo punto kilométrico el grupo de cabeza era más mucho más amplio, casi el triple. El francés Quinion agitó el avispero para escaparse con un cambio importante. El francés, doble campeón nacional y descalificado por marcha irregular en los Europeos en Múnich, quería ser héroe en la plaza magiar del mismo nombre.

Ampliar
Javier EtxezarretaEFE

Mientras el líder Quinion veía su segundo aviso, María Pérez desencadenaba su plan. Y si alguien se preguntaba cómo iba, ella misma respondía. Al cruzarse en paralelo con el grupo delantero masculino giraba su cabeza y gritaba: “Vamos Miguel Ángel, vamos Álvaro”. Espectacular. Peleando por su segundo oro en un mismo campeonato, algo histórico para España ya que nadie antes lo había logrado, y una aficionada más de sus compañeros. El ataque de Pérez sólo tenía una respuesta: Kimberly García León. La medalla de oro de 20 y 35 en Eugene 2022 quería evitar el doblete de una española que ha pasado de ser descalificadas en Oregón y Múnich ha ganar dos oros sin un solo aviso. Lo que es el trabajo, la constancia, el esfuerzo y la dedicación. Y poseer una cabeza dura y terca llena de confianza ciega en sí misma.

Quinion peleaba por aguantar su ventaja sin ser descalificado, el grupo de perseguidores se reducía a siete en el km 24 con Martín bien incrustado y Miguel Ángel perdiendo metros. Dos kilómetros geográficos por detrás, en realidad una vuelta al circuito, María seguía lo suyo. Sola. Sin compañía. Con su mente masticando la gesta que estaba cerca de alcanzar. Jacinto Garzón, su entrenador, ya no tenía dedos que morderse. Dos oros mundiales, ningún atleta español había sumado dos medallas en un mismo campeonato, sólo 29 han logrado alguna en toda la historia. Jacinto Garzón, su entrenador, ya no tenía dedos que morderse.

Y Martín sintió ‘envidia’. Él también quería esa gloria, ese doblete, esa historia. Compartirla con María, con la marcha española. Esa que podía colocar al atletismo de la RFEA en el podio del medallero final, algo inimaginable. Faltan apenas seis kilómetros para el extremeño, algo más para andaluza. Había que contener la respiración. El calor apretaba. El ecuatoriano Pintado y el japonés Kawano se pegaban al español. El francés que lideraba gran parte de la prueba era enviado al ‘pit lane’ por marcha irregular. El oro habría que lucharlo, la medalla estaba casi ya en la mochila del embarque.

Álvaro Martín.

Ampliar
Álvaro Martín.ATTILA KISBENEDEKAFP

¿Y María? Su ventaja superaba los 75 segundos. Un mundo pese a recibir un aviso que debía calmarla. No lo necesitaba. Su renta era de casi dos minutos.. Kilómetros para disfrutar de su hazaña. Por su parte, Álvaro usó la cabeza de manera maquiavélica. Dejó a Pintado tomar la cabeza para dejar atrás al japonés y cuando se quedaron solos soltó un furibundo ataque conocedor que el ecuatoriano tenía dos avisos y no podría acelerar su marchar. Fantástica estrategia del español. El doblete era cuestión de minutos. ¡Y se consumó! María Pérez y Álvaro Martín, campeones del mundo de 35 km. Ambos bicampeones del mundo. España, cuatro oros en el segundo puesto del medallero. 45 metales en mundiales (11 oros), 21 para la marcha. Casi el 50%. 2h:24:30 para Martín, (récord de España); 2h38:39.

--:--
--:--
  • RADIO EN VIVO