EspañaNOTICIAS

Madrid quiere llevar la ciudad de los 15 minutos a los PAU: “Muy difícil. Son modelos opuestos”

Un estudio determina que nueve de cada 10 madrileños viven bajo esta teoría. Hay zonas donde no se cumple. Urbanismo se compromete a que “los PAU tengan las mismas oportunidades”. La realidad es que son modelos urbanísticos antagónicos

El modelo urbanístico de la ciudad de los 15 minutos es uno de los debates de la actualidad madrileña. Se trata de una de las propuestas estrellas del programa de Más Madrid y el Ayuntamiento, a tres meses de las elecciones, ha presentado un informe para estudiar la calidad de vida de los madrileños en relación a esta teoría. El concepto propone que los ciudadanos dispongan de todos los servicios necesarios a menos de un cuarto de hora de su domicilio, algo ya sucede en gran parte de la capital. Sin embargo, dicho estudio reconoce que los PAU no cumplen esa filosofía. Por eso el consistorio se compromete a implantarla en estas zonas. Los expertos aseguran que es muy complicado por la propia concepción urbanística de estos barrios.

Las conclusiones aseguran que el 100 % de los habitantes de Madrid tiene una plaza o zona verde a 15 minutos y el 98,1 % puede acceder a un parque urbano. Además, el 99,8% tiene a un cuarto de hora caminando —o menos— bares, cafeterías, comercios, farmacias, bancos, peluquerías y paradas de autobuses. También incluye dotaciones deportivas –90%– y centros de salud –87,7%– y de ocio –80,5%–. Pero la ciudad tiene varios talones de Aquiles, tal y como reconoce el Ayuntamiento: los barrios de nueva creación (los PAU), las zonas de baja densidad y aquellas aisladas por barreras naturales o infraestructuras que todavía están lejos de disponer de servicios básicos de proximidad.

Para intentar revertir esta situación, el delegado de movilidad, Mariano Fuentes, se ha comprometido a que “los PAU tengan las mismas oportunidades que el resto de los barrios y se llenen de vida y actividad”. El consistorio pretende planificar mejor a través de estos estudios los equipamientos dotacionales que faltan. Para ello, se pedirá a los vecinos de estos barrios que expongan sus principales necesidades y carencias.

Sin embargo, los expertos consideran que es muy complejo trasladar el modelo de los 15 minutos a los PAU porque son contrarios. Uno prioriza el vehículo privado, las anchas avenidas y la ausencia de comercio local. El otro busca lo opuesto. “No es una cosa como la falta de equipamientos de los barrios, sino que es una cosa estructural. El espacio residencial es tan grande que es muy complicado que haya servicios públicos para todos”, señala el urbanista Sergio Jaramillo. “En los PAU se produce una dinámica contraria a este concepto. Son zonas especialmente residenciales con pocas dotaciones y poca oferta de trabajo”.

Por ello, fuentes del Ayuntamiento matizan que se pretende identificar las carencias que tienen los PAU y mejorar el propio espacio urbano. “Hacer utilizables esos espacios medianeros de las grandes avenidas y dotarlas de vida”. Este artículo de El Confidencial señalaba como los PAU fracturaron el tejido urbano. “Estos, salvo excepciones como el de Carabanchel, no funcionan como ensanches de lo existente, sino como nuevos desarrollos aislados, como en Las Tablas o Vallecas. El plan del 97, donde se enmarcan los PAU, prevé el desarrollo de Madrid hasta sus límites”. Para atajar el problema, el consistorio también invertirá en la construcción de escuelas infantiles o centros culturales; en definitiva, actividades de barrio.

Jaramillo alerta de que otro de los problemas es el cierre de locales comerciales para convertirlo en vivienda. Va en contra de la idea de los 15 minutos porque se pierde barrio. “La peluquería poco a poco va a estar más lejos de la casa de la peluquera”.

El problema del trabajo

El principal inconveniente para que Madrid se convierta en una ciudad de los 15 minutos es el traslado al puesto de trabajo, una variable que el consistorio no tiene en cuenta en su informe. Precisamente, justo el ideólogo de la ciudad de los 15 minutos y asesor de la alcaldesa de París, Carlos Moreno, visitó la capital la semana pasada. “Madrid está lejos de ser una ciudad de los 15 minutos”, aseguró.

¿Por qué? Por el trabajo. El desarrollo económico principal se ubica en el norte. “Eso significa que no puedes dejar de lado como indicador los lugares de trabajo. De media, se tarda una hora en llegar”, señala Moreno a El Confidencial. Sin ir más lejos, el distrito de Chamartín cuenta con 3,26 puestos de trabajo por cada vecino. En la misma área se está levantando la Operación Chamartín, que generará más de 200.000 empleos.

“Por eso no se puede hablar de una ciudad de proximidad”, señala el ideólogo. En la misma línea, Moreno incide en la importancia que tiene el vehículo privado en la capital. Este argumento es interesante si se analizan otras zonas identificadas por el Ayuntamiento que no cumplen con la filosofía: la urbanización de Conde Ordaz, en Arturo Soria. “Probablemente, esos residentes (de rentas más altas) no lo perciban así porque no hacen uso de servicios públicos o de movilidad peatonal. Lo que hay qué preguntarse es hasta qué punto esa libre elección de uso del vehículo y por tanto, consumo de combustible, es sostenible a la larga”, señala Jaramillo.

Vox, del lado conspiranoico

En las últimas semanas se ha expandido la idea de que los los 15 minutos pretende agrupar a los ciudadanos en zonas concretas y no dejarles salir. Las teorías conspiranoicas ya fueron rechazadas por Moreno en esta entrevista, pero Vox reniega de este concepto. “No vamos a comprar esa basura”, declaró su portavoz Jorge Buxadé. Argumentaron que, detrás de esta teoría, no está la preocupación del medioambiente ni una mayor calidad de vida; sino que buscan controlar a la sociedad y restringir sus libertades. “El tema medioambiental es una excusa, quieren impedir que podamos pasear por las calles, quitarnos el sentido de pertenencia a un lugar“, sentenció Buxadé. Ante el futuro de Madrid como ciudad de los 15 minutos, Vox podría jugar un papel crucial. Previsiblemente, es la única formación con la que va a contar el Partido Popular para pactar la próxima legislatura.

--:--
--:--
  • RADIO EN VIVO