EspañaNOTICIAS

La delantera de la Selección reaccionó de forma espontánea en el vestuario y más tarde, ante la prensa, trató de restarle importancia a la escena.

El beso en la boca de Luis Rubiales a Jenni Hermoso en la entrega de trofeos tras la final del Mundial femenino está en el foco. La imagen ha generado diversas reacciones, incluida la de Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deporte, que tachó de “inaceptable” el comportamiento del presidente de la Federación Española de Fútbol.

Rubiales, en un momento de exaltación, agarró con las dos manos la cara de la delantera de la Selección y le dio un beso tras haberse fundido antes en un largo abrazo. Tras ser captado el momento por la retransmisión de La 1, se empezó a comentar en redes sociales viralizándose el vídeo.

En el vestuario, donde siguió la fiesta de las jugadoras, el cuerpo técnico de la Selección y los miembros de la Federación, llegó la primera reacción de Jenni Hermoso. Mientras la ’10’ de España hacía un live en Instagram, una de sus compañeras, Misa, preguntó quién se había besado tras haber leído algún mensaje al respecto. Y alguien puso el vídeo.

Entre risas y algún grito sorprendido, varias jugadoras reaccionaron en directo al vídeo del beso. Jenni Hermoso, por su parte, reconocía en tono jocoso qué le había parecido: “Pero no me ha gustado, ¿eh? ¿Y qué hago yo?”, decía delante de sus compañeras de equipo.

--:--
--:--
  • RADIO EN VIVO