EspañaNOTICIAS

España, el país de la UE con la tasa más alta de escolarización de niños ucranianos: 36.000 matriculados desde que estalló la guerra

España es el país de la Unión Europea (UE) con la mayor tasa de escolarización de niños ucranianos desde que empezó la guerra, hace ya casi un año. Unos 36.000 menores han proseguido aquí sus estudios tras verse forzados a abandonar su país por la invasión rusa iniciada en febrero de 2022. Una proporción que ha sido posible gracias a un sistema de acogida de una magnitud “sin precedentes” en España, tal y como ha destacado este miércoles el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante una rueda de prensa en la que ha dado a conocer los datos de recepción de los casi 170.000 refugiados ucranianos que han pedido refugio en estos doce meses.

“Ha pasado un año. Un año de sufrimiento para los ucranianos, en el que la solidaridad española y europea se ha manifestado de una forma muy rotunda”, ha aseverado Escrivá, quien ha valorado las “distintas vías” que se han puesto en marcha desde entonces para “aliviar los dramas individuales de millones de personas”. España, ha asegurado, ha sido durante este último año, un país “especialmente solidario con Ucrania”. 

En total, desde el inicio de la contienda, 168.000 ucranianos han llegado a España y se han acogido, “desde el primer momento”, al sistema de protección temporal puesto en marcha de urgencia por el Gobierno el 10 de marzo de 2022. El mecanismo agilizó los procesos y permitió reconocer el derecho a residir, trabajar y acceder a prestaciones sociales en un plazo máximo de 24 horas desde la solicitud. “Somos el quinto país de la UE en mayor número de acogida, y teniendo en cuenta nuestra situación geográfica alejada, es particularmente relevante”, ha subrayado el titular de Inclusión.

Según ha explicado Escrivá, el ritmo actual de llegadas no es el mismo que el de hace un año. Si entre marzo y abril de 2022 llegaron a registrar unos 8.000 permisos a la semana y 4.000 de mayo a julio, el ritmo actual se mantiene ya “relativamente constante”, con la acogida de unos 1.000 ucranianos a la semana.  El perfil de los nacionales que llegan, según los datos recopilados en este último año, es el siguiente: mujer, ucraniana, de unos 30 años de media, con dos niños a su cargo y con estudios superiores. Concretamente, el 70% de los refugiados ucranianos son mujeres, el 31% son niños, y más del 60% tiene estudios superiores.

Solo 14.000 dados de alta en la Seguridad Social

No se sabe, sin embargo, qué proporción de esos 168.000 registrados hasta ahora han regresado a su país. “Es muy difícil saber cuántos han vuelto, y sobre todo si han vuelto permanentemente, han ido a visitar a sus familiares o están yendo y viniendo”, ha señalado el ministro, que estima que esa cifra puede ser “muy significativa”.

En ese sentido, son relevantes los datos de integración recopilados por el Ejecutivo: del total de permisos, 82.000 ucranianos se han empadronado, 78.000 han expedido una tarjeta sanitaria, y solo 14.000 están actualmente trabajando en España. Respecto a este último dato, verdaderamente bajo en relación con los 168.000 ucranianos que se han acogido al sistema de protección temporal, el ministro de Inclusión ha aseverado que hay todavía una parte importante de los desplazados que siguen trabajando “remotamente” para Ucrania, “porque la profesión y la tecnología se lo permiten”.

Además, ha añadido, de esos refugiados afiliados a la Seguridad Social, el número de mujeres es todavía más bajo (el 56%), sobre todo teniendo en cuenta que siete de cada diez ucranianos desplazados a España son mujeres. “El problema de género que vivimos en nuestra sociedad se refleja aquí también”, ha constatado.

Acogida concentrada en cuatro puntos

El Gobierno desplegó un sistema de acogida concentrado en cuatro puntos del país elegidos estratégicamente porque estaban ubicados en los lugares donde vivía más población ucraniana antes de la emergencia: Comunidad Valenciana, Cataluña, Madrid y Andalucía. 

Fue en esas cuatro comunidades autónomas donde se habilitaron los CREADE (Centro de Recepción, Atención y Derivación), unos centros de acogida y derivación que se empezaron a usar con la acogida de los afganos y que se “perfeccionó” con el estallido de la guerra en Ucrania. “A nivel internacional, me consta que la experiencia española de acogida ha sido particularmente valorada e incluso tomada como referencia de otros países”, ha celebrado Escrivá, quien ha asegurado que están trabajando para que estos centros “sigan vivos y continúes como mecanismos de gestión de eventuales crisis en un futuro”.

Además, ha añadido, un total de 35.000 personas se han alojado a través del sistema de acogida, de los cuales 18.500 todavía permanecen en él. “Hemos conseguido que no se debilitara nuestro sistema regular para demandantes de protección y refugiados que vienen de otras nacionalidades”, ha subrayado.

Además, el titular de Inclusión ha recordado que, desde el inicio, el Gobierno ha financiado todos los gastos incurridos por las comunidades para la acogida, y ha puesto en valor las ayudas directas que se pusieron en marcha para las familias ucranianas que están fuera del sistema. Estas contemplan 400 euros al mes por familia, más 100 euros mensuales adicionales por cada menor a cargo, que se pueden extender durante un máximo de seis meses. El ministerio estima que estas ayudas podrían llegar a unas 40.000 personas (13.000 familias) para “facilitar su integración en la sociedad”.

Respecto al proyecto “experimental” que inició el Gobierno con La Caixa para recibir a ciudadanos ucranianos en familias de acogida, el ministro de Inclusión ha explicado que se trata de una iniciativa que todavía está siendo analizada. “En este momento hay 140 familias conviviendo, pero la evaluación final se hará más adelante para ver en qué medida es un canal que pueda usarse en el futuro”, ha detallado.

--:--
--:--
  • RADIO EN VIVO