EspañaNOTICIAS

BANDO DE LA HUERTA

 

artículo de Salvador Cerezo

 

 

Una vez acabada la Semana Santa, el próximo martes, día 11 de abril, libres ya por fin del dichoso coranavirus, se inician las Fiestas de la ciudad de Murcia con el Bando de la Huerta (Bando la Güerta en dialecto panocho) es el nombre que recibe el día grande de las fiestas de la ciudad de Murcia. Título que comparte con el Entierro de la Sardina y que tiene lugar el martes de Pascua. Este día está dentro de las llamadas Fiestas de la Primavera, celebradas la semana posterior a Semana Santa, donde los murcianos con habilidad cambian el traje de nazareno por el de huertano, y los caramelos por viandas en cuestión de veinticuatro horas. La jornada es en sí toda una exaltación de las tradiciones huertanas, tan íntimamente ligadas a la historia de ciudad. La inmensa mayoría de los murcianos se echan a la calle durante todo el día, ataviados con el traje típico local en todas sus variedades, luciendo todo un espectáculo de colorido danzante por la ciudad. En 2012 fueron declaradas Fiesta de Interés Turístico Internacional por el entonces concejal Ferran Paulí.
Esta festividad se celebra siempre el martes siguiente a la Semana Santa. El origen de este evento se remonta a mediados del siglo XIX, sin embargo, ha salido a la calle en unas 122 ocasiones, en cinco grandes etapas, con sus correspondientes interludios. Se remonta al último día de carnaval de Murcia de 1851, donde unos jóvenes acomodados acordaron organizarlo con la intención de burlarse de alguna manera de las gentes de la huerta. El primer día de carnaval tenía su punto de salida y de recogida en la Plaza de Toros de San Agustín, actualmente conocida como San Andrés. El Bando comenzaba cuando se situaban en la cabeza dos majos montados a caballo, seguidos de un equino adornado de palmas, flores y hortalizas, seguidos de muchos huertanos vestidos con sus trajes tradicionales. Actualmente, esta motivación originaria ha desaparecido por completo y el Bando ha cambiado, mutando a ser todo lo contrario: una celebración en honor a las gentes de la huerta y las tradiciones a ella asociadas. No obstante, se puede asegurar que, en realidad, el Bando nace como un pretexto para la diversión de gente acomodada de la capital del Segura, diversión en la que se caricaturizaban expresiones y costumbres de las gentes humildes de la huerta y donde no se regateaba en exageraciones e incluso burlas sobre el modo de hablar de aquellos que acudían a la ciudad a vender sus productos y realizar compras para abastecerse.
Sin embargo, en la actualidad es una exaltación plena de generosidad de sus gentes que comparten todo tipo de viandas entre los foráneos y visitantes que asisten a la fiesta, corren las cervezas, vino, morcillas, longanizas, tortillas de patatas y todo tipo de hortalizas, productos de la rica huerta murciana que generalmente se llevan las peñas en carros tirados por burros. Igualmente, la ciudad está inundada durante toda la semana que duran las fiestas de barracas donde se pueden degustar todo tipo de platos propios de la región, arroz y habichuelas, zarangollo, michirones, olla gitana y un sinfín de guisos de cuchara. En fin, una semana para comer y disfrutar a lo grande, recomendable a todos los amantes del buen paladar y el folclore. La crónica del final del día narra cientos de toneladas de basura que se recoge con rapidez para que al día siguiente no quede ni rastro de la bacanal ¡Bravo por los cambios de tendencia!, nunca una burla se convirtió en una fiesta tan popular, ya lo dijo alguien: “La inteligencia me persigue, pero yo soy más rápido” …

--:--
--:--
  • RADIO EN VIVO